español
 

ASANES, Medicina privada de calidad en la Comunidad de Madrid

Los mejores especialistas médicos en Madrid

   

Especialidades ASANES

La importancia de las revisiones oftamológicas

¿Cuándo es necesaria una exploración ocular?
 Las personas que presenten síntomas oculares o aquellas que sin tenerlos están en un riesgo alto de desarrollar enfermedades oculares (por antecedentes familiares de enfermedades oculares, enfermedades sistémicas como diabetes o hipertensión arterial, riesgo inherente a la actividad laboral o de ocio desarrolladas), deben visitar a un médico oftalmólogo.

 El médico oftalmólogo es el especialista encargado del cuidado de la visión. Una exploración oftalmológica completa no consiste únicamente en comprobar la graduación de las gafas, sino que debe incluir la medida de la presión intraocular y la exploración del fondo de ojo, además de pruebas complementarias específicas para cada paciente. En el ojo puede haber enfermedades que no provocan ningún síntoma y que solo con estas exploraciones se pueden detectar.
 
 La frecuencia de dichas visitas dependerá de la edad, de las enfermedades asociadas y de los hallazgos observados en las visitas previas.

 Las personas que no presentaran síntomas ni otros factores de riesgo deberían hacer una primera visita en la que se les orientará sobre las necesidades de revisiones futuras.

¿Cuándo son especialmente necesarias?

  Primeros meses de vida, siempre que existan antecedentes de enfermedades hereditarias o manifestaciones de enfermedad congénita o algún elemento que haga dudar de la normalidad de su situación visual.
  En edad preescolar (antes de los 4-6 años), el ojo vago (ambliopía) se puede presentar en el 2% de los niños, pudiendo ser debido a defectos de refracción y a alteraciones de la correcta alineación ocular (estrabismo), y puede ser irrecuperable si no se detectara.
  En edad escolar (hasta los 14-16 años), el defecto más frecuente es la aparición y evolución de la miopía.
Entre adultos jóvenes (16-40 años), la mayor parte de las alteraciones oculares pueden tener que ver con hábitos laborales o de ocio. En este periodo, los defectos refractivos, como la miopía, suelen estabilizarse.
  A partir de los 40 años, se inicia el riesgo de desarrollar presbicia (vista cansada), glaucoma, cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.

¿Cada cuánto tiempo deberíamos visitar al oftalmólogo?
 Se hace necesario personalizar cada situación en base a la edad, antecedentes familiares de enfermedades oculares y hallazgos de una primera consulta.

  En edad preescolar y escolar (hasta los 14-16 años), debería ser el Oftalmólogo quien en base a los hallazgos de una visita previa personalizara la periodicidad necesaria.
  En adultos jóvenes (16-40 años), si una exploración previa fuera normal, y ante la ausencia de síntomas, una visita cada 2-3 años hasta los 40 años pudiera ser suficiente.
A partir de los 40 años, tras la información recogida en la visita previa, se recomienda una visita cada 1-2 años.
A partir de los 65 años, se recomienda una revisión cada año incluso en ausencia de síntomas.

¿Cuáles son los signos y síntomas que aconsejan una revisión oftalmológica?
- Niños prematuros, con historia familiar de enfermedades oculares y/o con hallazgos anómalos en su situación visual, revisión tan rápido como sea posible.
- Entre los 3 y 4 años la primera valoración. De ser la valoración normal, se haría necesaria otra hacia los 6 años.
- En edad escolar una revisión cada 2 años puede ayudar a detectar problemas visuales.
- Tras la pubertad y hasta los 40 años, la revisión sólo es necesaria en caso de cambios en la visión o accidentes.
- Los pacientes con diabetes mellitus deberían ser examinados por un oftalmólogo al menos una vez al año.
- Las personas sin factores de riesgo entre los 40 y 64 años deberían ser explorados cada 1-2 años.
- Las personas sin factores de riesgo mayores de 64 años deberían visitar a su oftalmólogo cada año.

 Las visitas en los pacientes con enfermedades oculares crónicas (catarata, glaucoma, retinopatía diabética, degeneración macular, etc) pueden ser variables dependiendo de los hallazgos, de la respuesta al tratamiento y del potencial de la enfermedad para evolucionar. Su oftalmólogo le recomendará de forma personalizada el calendario de revisiones apropiado en cada caso.



Texto: José María Martínez de la Casa

Médico especialista en Oftalmología

Colaborador de ASANES
¿No ve adecuadamente porque sufre de cataratas? No espere más y comience a disfrutar de lo que le rodea operándose con nosotros. Sin listas de esperas y con la seguridad que le aporta un profesional con amplia experiencia en este tip...   Leer más »
Si aprecia una pérdida de visión o tiene antecedentes familiares de enfermedades oculares o sufre alguna enfermedad sistémica como hipertensión arterial o diabetes, no dude en acudir al oftalmólogo.    Leer más »